Óptica Sagasta

ópticatienda

La elegancia y distinción del color negro en la fachada de este local se emplean como punto de contraste con un impoluto interior de color blanco, que se logra apreciar desde la calle a través de un escaparate y entrada con forma de gafas, que dan la bienvenida a los visitantes del local. Dentro, el producto adquiere un protagonismo especial a través de su exposición en mobiliario de armónica geometría, que le eleva a la importancia de una joya; y en nichos rectangulares retroiluminados en las paredes que producen una agradable sensación cromática al jugar con la transparencia y los colores de las gafas.